martes, 3 de noviembre de 2009

MANUAL DE CULTIVO DE ORQUIDEAS, SEPTIMA PARTE:




Un agua de riego, con sales tóxicas disueltas, hará que el proceso de ósmosis se invierta, y como consecuencia la planta se deshidratará.

4.-Humedad: Humedad alta, por encima del 50% y buena ventilación, pero no exponer a corrientes de aire.

Humedad ambiental del 70 al 80% de humedad relativo, o más de 20ºC; del 50 al 60%, entre 14 y 18ºC.

Una vaporización dos veces o¡ día con agua sin col resulta indispensable poro mantener una humedad adecuado, sobre todo durante la época de color intenso.

Esto se puede lograr también en el hogar poniendo las plantas sobre grava parcialmente cubierta con agua.

Deben encontrarse en un ambiente ventilado que simule las copas de los árboles donde el viento es constante, de este modo se previene la contaminación de la planta con hongos o enfermedades bacteriales, especialmente si se encuentran en zonas muy húmedas y/o se dan temperaturas muy bajas.

En el invernadero se puede aumentar la humedad al mojar el piso del mismo.

La circulación del aire es también un factor muy importante.

Necesitan aire puro en movimiento para evitar enfermedades y plagas que afectan a nuestras orquídeas.

El aire debe estar circulando continuamente alrededor de las plantas, especialmente en días de mucho calor y alta humedad.

5.-Fertilización: Hay que fertilizar o abonarlas una vez por semana, pero el fertilizante o abono ha de ser muy diluido.

Se aportarán abonados solubles a bajas concentraciones cada 15 días.

El abono debe ser rico en nitrógeno durante la formación de pseudobulbos en primavera, y luego rico en potasio para propiciar la floración.

El fertilizante también puede darse con cada riego pero en forma sumamente diluida (1/4 de lo recomendado).

Se le debe dar abono en forma regular.

Si se usa corteza, es recomendable el uso de una fórmula de alto contenido en nitrógeno como 30-10-10 o una proporción similar.

Para hacerlas florecer se recomienda una fórmula rica en fósforo como 10-30-20, cada 4 o 6 aplicaciones para generar flores fuertes y brotes saludables.

Cuando se encuentra en crecimiento activo la planta necesita fertilizante cada dos semanas, y cuando no se encuentra en este periodo una vez al mes.

6.-Siembra: Debido a las diferentes familias o especies que existen y a los diversos climas donde vegetan, hay que separar completamente la manera de sembrar unas y otras.

Hay que tener presente lo siguiente: 1.-Donde se van a colocar, 2.-En qué medio se van a sembrar.

Los materiales que se utilizan para la siembra de la especie son: troncos de raíz de helecho, raíz de helecho desmenuzada, troncos, tablas, palos de madera, trozos de carbón, piedras para el drenaje, bolas de arcilla expandida, potes de arcilla, alambre grueso para sujetar los bulbos, palos guías (para sembrar epidendrum).

1.-Siembra en potes: Al sembrar hay que examinarlas cuidadosamente, como precaución. Hay que cortar las raíces en mal estado, quitarles el compuesto que traen, dejar un poco del compuesto que traen, evitar de estropear las raíces, si se notan pequeños agujeros en los seudobulbos o rizoma, han sido atacada por la mosca de la cattleya. Hay que tomar medidas, es un animalito muy peligroso.

Córtense todos los bulbos dañados y no los tiren en el suelo, deben sumergir los bulbos dañados en una solución de DDT. Hay que fumigar bien toda la planta con un preparado de DDT u otro insecticida, por todas partes y sobre todo por la parte exterior de las hojas; déjense reposar por 10 minutos y luego lávense con agua pura para quitarles toda las inmundicias que puedan tener y a la vez suavizar la desinfección, pues las plantas pueden haber sufrido en el viaje y estar debilitadas.

Si se notan manchitas negras en las hojas es conveniente pulverizarlas con un poco de azufre y luego lavarlas.

Si notan pequeñas manchitas amarillas en las hojas delatan la posible presencia de la linda pero perjudicial “mosquita amarilla”. Es muy sensible al DDT y no hay mucho que temer si la fumigación fue efectuada con cuidado.

Revisen los potes de arcilla para verificar si el orificio de abajo esta abierto, si no estan abiertos hay que proceder a abrir los orificios a los potes. Llenar los potes con cascajos de potes de arcilla quebrados de más o menos 3 centímetros, piedras más o menos 3 centímetros, aliven (bolas de arcilla expandida). Luego se echa una mezcla de raíz de helecho, tratando de que las fibras queden verticales y trocitos de carbón al pote de arcilla, dejando 2 centímetros sin llenar.

Se toma la planta y se acomoda el rizoma (tronco horizontal de la planta) lo más atrás posible para dejar espacio adelante para que la mata crezca, para fijar el rizoma hay que a la mano horquillas de alambre fuerte y acomodarlas en los puntos donde no hayan ojos o yemas, clavarlas bien para que la planta no se mueva, que quede firme. Es además colocarles un tutor y amarrarla a la hoja para evitar que el viento u otra cosa pueda aflojar el rizoma.

Después de sembrar poco agua al principio y tenerlas por tiempo, más o menos 15 días, a media sombra, hay que humedecerles las hojas de cuando en cuando para que no se deshidraten.

2.-Siembra en troncos, planchas de raíz de helecho, etc.: Revisar las plantas y proceder a su desinfección como en la siembra para potes, se procede así: Si son plantas silvestres, cortar todas las raíces, dejar el rizoma solo y lavarlo bien, luego fijar las plantas en los troncos, planchas de raíz de helecho o palos donde se vayan a poner, bien sea por medio de horquillas o por medio de alambres, sin estropear las yemas.

Poco sol al principio, poco riego hasta ver aparecer nuevas raíces; después, agua con un buen abono mineral y sol.

Si son plantas híbridas y se quieren sembrar en planchas de raíz de helecho, etc., lo mejor es dejarlas tal como han venido, después de lavarlas, etc., y fijarlas en planchas, la fibra siempre vertical; las raíces viejas servirán para retener más la humedad, y poco a poco vendrán nuevas raíces.

Da excelentes resultado cultivar cattleya en árboles del jardín, en donde no necesitan cuidados especiales de transplantes y riegos, en donde florecen estupendamente bien, pues aprovechan el rocío de las noches y las aguas de lluvia con sus nutrientes.

El inconveniente para quienes persiguen fines comerciales es que las flores se deterioran en poco tiempo a causa de las lluvias, el viento y el sol. Prefieren árboles de corteza rugosa o corchosa para que las raíces se fijen y encuentren aireación. No existen orquídeas parásitas, sólo utilizan al árbol como morada. Al colocarlas en árboles, deben mirar del lado en donde sale el sol con la parte delantera o de crecimiento para arriba.

Nunca sujetarlas con alambre, utilizar hilos de rafia o sisal o tiras de medias de nylon.

Rechazan árboles resinosos y de corteza lisa, como coníferas, eucaliptus, guayabos y mango, éste último debido al follaje tupido que no deja pasar el sol. Son buenos el cocotero, el lapacho, el curupay-curú, jacarandá, palmeras, cítricos y otros árboles, pero deben estar sanos, libres de plagas que puedan transmitir a sus huéspedes. Aunque las orquídeas no sean parásitas responden mejor cuando se las cultiva en árboles vivos.

También pueden cultivarse en tronquitos, en planchas de raíz de helecho, en potes de arcilla. Con unas 50 plantas de Cattleyas ya puede destinarse un lugar del jardín para el orquidario. El techo puede cubrirse con "sarán", una tela plástica especial que deja pasar la luz filtrada, con la graduación necesaria, 50% para cattleyas adulta.

7.-Sustrato: Los sustratos sobre la base de corteza de raíz de helecho procesada; puede ser corteza pura (madera que no contenga resinas) como los palos de totumo, salado, naranjo, etc.; corteza de raíz de helecho y/o madera que no contenga resinas con carbón ó corteza de raíz de helecho y/o madera que no contenga resinas con musgo. Cualquiera de los tres sustratos es adecuado, aunque cambia la frecuencia de riego que necesitan.

El sustrato más utilizado es el tronco de raíz de helecho, que proviene en Venezuela del helecho arborescente, en Europa proviene del helecho polipodiáceas, en otros países americanos se le conoce como xaxí, por facilitar el transplante, además proporciona nutrientes a las raíces, se dice que el mejor abono para las orquídeas, es el tronco de raíz de helecho nuevo.

También se emplea la osmunda y el sphagnum como sustrato, tienen el inconveniente que se descomponen con rapidez.

El tronco de raíz de helecho se lo utiliza desmenuzado o desfibrado, cortado en trocitos, cortado en troncos, limpio de polvo o impurezas.

La osmunda es una fibra larga, un poco gruesa, marrón oscuro y con su poquito de abono natural. El sphagnum es una planta acuática, musgosa, color verde claro, se ve mucho en los lagos y ríos de poca corriente; se utiliza para la siembra de miltonia, cymbidium, etc.

También se utiliza como sustrato la corteza de pino mezclada con isopor, éste para facilitar al drenaje; el sphagnum y trocitos de carbón es otro medio de siembra.

Una mezcla clásica para orquídeas epífitas, a base de raíces de helechos, esfagno, cortezas de pino, bolas de poliestireno expandido (corcho blanco) y espuma de poliuretano.

También pueden cultivarse en tronquitos, en planchas de raíz de helecho, en macetas de arcilla, a los hay que abrir agujeros en el fondo para facilitar el drenaje de agua.

El sustrato viejo, degradado, pierde su porosidad se vuelve compacto y como consecuencia retiene la humedad, disminuyendo la indispensable aireación de las raíces.

8.-Trasplantes: Cada dos años. Igual hay que transplantar cuando el medio este descompuesto, cuando las plantas estén bajo ataque de plagas y enfermedades hay que transplantarlas quitándoles las raíces podridas que se encuentren, hay que desinfectar las plantas en caso de ataque de plagas y enfermedades.

Normalmente deben ser trasplantadas cada 2 ó 3 años para renovar el sustrato o dividir la planta, en primavera.

Trasplante a una maceta bastante estrecha.

Tras el trasplante, espere unos 10 días para regar.

9.-Enfermedades y plagas: Las orquídeas en general son plantas muy resistentes, pues a pesar de existir un gran número de insectos que las atacan, hoy con los nuevos preparados, todos muy efectivos, es fácil controlar y destruirlos.

Cuando en un orquidiario se presentan manchas negras en las hojas o pudrición en los retoños, otras, el rizoma se ennegrece y se pone leñoso, duro, mientras que en otros casos se torna color chocolate y se pone flojo “acuoso o aguado”.

Generalmente esas manifestaciones son deficiencia de cultura, no hay que buscar enfermedades, lo que sucede, es que el medio donde están sembradas no esta bien, ya sea el compuesto en los postes o cestas, o el tronco o pedazo de raíz de helecho u otra madera donde la planta se encuentre fijada.

Las enfermedades que pueden presentarse en las orquídeas son: podredumbre, etc.

Las plagas que pueden atacar a las orquídeas son: hongos, cochinillas, cucarachas, mosca de la cattleya, mosquita amarilla, coquito, caracoles, babosa o siete cueros, pulgones, hormigas, arañitas rojas, carneritos o pulgones blancos, fungus, milpiés, comejenes, ácaros.

1.-Podredumbre: El exceso de agua y la falta de ventilación causan la Podredumbre negra de las hojas. Aparecen como manchas negras grandes (varios cm.) y en general ovaladas ó redondeadas. Al apretar la zona afectada se la nota blanda y puede supurar líquido. Es una infección bacteriana, aunque hay algunos hongos que producen síntomas parecidos. Se debe cortar la parte afectada por lo sano y colocar la planta en un lugar calefaccionado y bien aireado.

2.-Hongos: Un formidable enemigo de las orquídeas, se presenta bajo varios disfraces. No confundir los hongos con las caídas normales de las hojas en las orquídeas. Si son los más viejos y los bulbos nuevos permanecen intactos es normal, en cambio si la caída de hojas no respeta los más nuevos y los más viejos hay que tomar medidas inmediatas porque es un hongo.

En las cattleya, aprovechan las picadas de los insectos para invadir. Su presencia es delatada por puntos marrones que, a veces, se extienden en hondas concéntricas; otras, parten las hojas por el centro o ponen una cortina amarillosa sobre las hojas. Los preparados de aceite blanco y de sulfato de cobre son muy eficaces. Se encuentran también en las raíces de las plantas cuando el medio está viejo o muy húmedo.

Cuando el medio donde estan sembradas esta descompuesto existirá el riesgo de ataque de hongos, hay que quitar el medio descompuesto y proceder a desinfectar las plantas. Para luego sembrarlas en medio nuevo.

3.-Mosca de la cattleya (Cattleya Fly) – Isosoma orquidearium: La mosca es más pequeña que la mosca doméstica, un poco más alargada y las alas un poco redondeadas.

Para hacer su nido donde depositar sus huevos, escoge con preferencia la parte más blanda de las cattleyas y rara vez las de otras orquídeas, se antoja de los ojos o yema de la planta, hace un pequeño taladro, deposita sus huevos y los cubre con una sustancia activante, posiblemente una vitamina u hormona, que estimula un brote fuera de tiempo, de forma muy peculiar, parece un trompo, la base muy ancha y la punta muy aguda.

Para exterminar la plaga hay que fumigar cada 15 días, ciclo de la mosca, y sobretodo cortar los brotes que tengan la forma de trompo y sumergirlos en una preparación con DDT (insecticida en desuso, actualmente prohibido) para matar las larvas antes que vuelen.

Cuando esta plaga azota un orquidiario y no se toman medidas enérgicas, puede ser desastroso. Cuando en un orquidiario hay la plaga, hay que cortar hasta los retoños dudosos, esto no afecta la planta, pues los ojos o yemas son a pares, uno de cada lado, y al cortar un renuevo, el otro se activa. No hay que economizar retoños, machete con todo lo dudoso.

Una solución de DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso), Rotenone, Lindano, Sulfato de Nicotina, Etc., son efectivos contra la Mosca de la Cattleya.

3.-Mosquita amarilla: Es un insecto muy bonito, pequeño, m/m 4 milímetros, amarillo y negro. Parecería un afido aunque es más grande que los corrientes. Hace su nidada debajo de las hojas y sus larvas se comen la carotena dejando unas manchitas amarillas que sirven para delatarlos.

Es poco volador, siempre está escondido en la parte exterior de las hojas y es de movimientos lentos. Su destrucción es fácil, pues es sensible al DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso) y al Sulfato de Nicotina. Al notar su presencia no sólo hay que fumigar la planta infectada, sino las plantas que se encuentren cerca.

Esta plaga no debe existir en europa ni en el norte, pues no se habla de ella en ningún tratado.

4.-Coquito (Orchid weevil): Es una abejita pequeña negra, que ataca mucho los botones y las flores va por el azúcar que en ellos se encuentra y roe sus superficies, manchándolas de negro. Con Lindano, Nicotina y DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso) se destruyen, pero hay que hacerlo con cuidado para no manchar las flores.

Lo más indicado es proteger los botones y flores en sitios a prueba de insectos, para lo cual se hace un cuadro o rectángulo con listones y se cubre con tela antimosquito, preferiblemente de material plástico, así entra el sol que es necesario para el desarrollo de los botones y belleza de las flores y se evita que puedan penetrar no solamente ellos, sino también las avispas.

5.-Caracoles: Se alimentan de las raíces tiernas de la planta y suben a las flores y los botones, va por el azúcar y los deterioran. Para destruirlos hay que emplear cebos tóxicos, tales como lechuga con verde de París, arseniato de plomo, etc.

Hoy se consiguen preparados especiales a base de arsenicales, tales como el Slugit, etc., que, perfumados con esencia de anís, los atraen; basta poner pequeños montoncitos en los bancos, suelo y en los potes, cestas o troncos, preferiblemente cerca de las raíces nuevas. El metaldehide mezclado con un cereal cualquiera y puesto en montoncitos, da también muy buen resultado.

6.-Babosa o Siete cueros (limazas): Estos animales atacan mucho las flores y dejan una mancha trasparente en su recorrido. Para exterminarlos se emplean cebos tóxicos, preparados especiales a base de arsenicales, metaldehide mezclado con cereal; igual que los utilizados para combatir los caracoles.

En Francia emplean para atraparlos hojas de lechuga, papas crudas, que colocan al caer la tarde, en las partes más húmedas del orquidiario. Ambas cosas les apetecen tanto, que por la mañana se encuentran sobre ellas y es fácil exterminarlos.

7.-Pulgones: Insectos muy pequeños que se presentan en la primavera, sobre todo en mayo.

Vienen a buscar el azúcar en los retoños tiernos y se agrupan en colonias nutridas. Si son pocas las plantas es fácil destruirlos con los dedos; si no, con DDT líquido o en polvo (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso).

8.-Cucarachas: Muy perjudicial; es nocturna y se radica en los cascajos de los potes o cestas o en las rendijas de los troncos. Destruye las raíces tiernas y viejas, pues de ellas se alimenta; además, es portadora de hongos.

Hay que hacerle una guerra sin cuartel con polvos de Octacloro, Lindano o DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso).

Lo más efectivo de todo son las Pastas Fosforadas (pastas de fósforo), pues ellas se las comen y mueren; como mejor resultado da su empleo es untando cierta cantidad en los fondos de los potes, en la parte de abajo de los bancos o estantes donde estén colocadas las plantas; también haciendo cebos tóxicos con bórax mezclado con azúcar o algún jarabe envenenado.

9.-Hormigas: Estos insectos no atacan las raíces; van a las plantas buscando los pulgones, cochinillas, etc., para robarles el azúcar, y hacen sus nidos en los potes, cestas, etc., y en su continuo viajar, transportan los huevos, que se adhieren a sus cuerpos, de las cochinillas, pulgones y hongos.

Se destruyen con polvos de Octacloro, DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso), BHC y Lindano; tambien con trampas de jarabes envenenados.

10.-Cochinillas: Las cochinillas pertenecen a dos grupos: Las cochinillas que sus cuerpos estan cubiertos de una sustancia harinosa y que son movibles durante toda su vida. Las cochinillas que sus cuerpos están protegidos por una coraza, que son movibles cuando estan jóvenes y luego se fijan en las hojas.

Los primeros se destruyen con Aceites Blancos (Citro-Emulsión, Rocío Blanco, etc.), pero no así los del segundo grupo, ya adultos, defendidos por sus sólidas corazas. Para destruirlos hay que lavar las hojas con una esponja, cepillo suave o un pedazo de tela, bien empapado con un insecticida, DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso), etc. (debidamente dosificado).

Todos estos insectos están provistos de una trompa con la cual chupan la savia de las plantas, dejando una mancha amarillosa que muchas veces aprovechan los hongos para continuar la destrucción. Usar Aceite Blanco mezclado con DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso) o Nicotina.

Deben perseguirse enérgicamente, pues son muy perjudiciales.

11.-Arañitas rojas: Son pequeñísimas (medio milímetro), y son tan destructoras como las cochinillas. Prefieren los lugares muy secos. Las hojas atacas toman un tinte gris.

Para destruirlas, emplear una mezcla de Aceite Blanco con DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso) o Sulfato de Nicotina.

Sin el aceite blanco los insecticidas resultan ineficaces para determinados insectos.

12.-Carneritos o pulgones blancos (Mealybug): Corrientemente son llamados “piojos blancos”. Cubiertos de una capa algodonosa que encubre al gusanito que lo lleva de un lado a otro, va depositando sus huevos que las hormigas se encargan de distribuir.

Son esos puntos blancos, simétricamente colocados en los troncos de los árboles, sobre en los citros. Es muy peligroso, pero muy sensible a los insecticidas.

El uso de DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso) mezclado con Aceite Blanco, los destruye totalmente.

13.-Fungus: Pequeña mosca negra que deposita sus huevos en las hojas. Las larvitas o gusanitos atacan prontamente la carotena de las hojas y, si no se destruyen a tiempo, debilitarán enormemente a la planta. Son sensibles al DDT (insecticidad de uso prohibido, actualmente esta en desuso), Clordano u Octacloro y Lindano.

14.-Comejenes: Buscan los rizomas para depositar sus huevos. Se ven poco en los orquidiarios cuidados, pues son muy sensibles a los insecticidas que, con frecuencia, deben emplearse para tener las plantas protegidas.

A causa de la nueva nomenclatura doy a continuación los requerimientos del género prosthechea:

Los requerimientos de cultivo del género prosthechea aún no estan definidos, como el género fue producto de estudios citogenéticos, se presentan variaciones en su cultivo. Por lo tanto depende de la especie que se quiera cultivar. Tener presente los requerimientos de cultivo para el género encyclia y el género epidendrum (que más adelante describiré).

En el cultivo de prosthechea citrina: Montadas en troncos no resinosos (jacaranda, frutales, encino, palo dulce), preferentemente horizontales. Riego dos veces por semana, luz brillante (nunca sol directo), temperatura templada a fresca, humedad ambiental moderada y fertilizante foliar muy diluído (1 cucharadita por 4 litros de agua) cada 15 días. Dejar descansar a la planta disminuyendo los riegos entre diciembre y mayo.

Lo antes mencionado son recomendaciones de cultivadores mexicanos, los árboles mencionados como jacaranda son de México, en los árboles frutales dependerá de los que se cultiven en cada país, el encino y el palo dulce dependerá de que se de en el país donde cultive la prosthechea citrina.

Igualmente tener presente los requerimientos dados para el género cattleya.

1 comentario: